Fr. Gonzalo Collipal es el nuevo responsable del Fondo Hermana Gabriela Mistral

La Orden Franciscana de Chile, a través del “Fondo Franciscano Hermana Gabriela Mistral”, es la entidad encargada de proteger  y administrar los dineros que se aporten por sus obras, además de la medalla y pergamino del Premio Nobel de Literatura.

La cercanía de Mistral con la fraternidad franciscana se vio reflejada en diversos aspectos de su vida, con una trascendencia que resuena hasta hoy. En vida, dedicó algunos de sus escritos a la figura de San Francisco de Asís y vivió su magisterio como una franciscana, de manera sencilla y al servicio de los más desposeídos. Previo a su fallecimiento, pidió ser enterrada con hábito franciscano, y cedió la administración económica de los bienes reportados por sus obras Orden Franciscana.

En la tercera cláusula de su testamento, la poetisa chilena más reconocida de todos los tiempos, dejó como voluntad “todos los dineros que se me deban o que provengan de la venta de mis obras literarias en la América del Sur, se los lego a los niños pobres del pueblo de Montegrande, Valle del Elqui. Dichos dineros deberán ser pagados a la referida Orden de San Francisco, las que lo recibirá y distribuirá”, expresaba el documento.

Así nació el “Fondo Franciscano Hermana Gabriela Mistral”, que desde el fallecimiento de la maestra, en 1957, ha administrado sus recursos, distribuyéndolos en causas sociales dirigidas a los menores de aquel pueblo del norte de Chile, que Gabriela no quería dejar en desamparo.

Durante 2018, el responsable de la administración del fondo, era el hermano Mauricio Campos, quien dejó sus funciones por motivos de salud. Tras ello, los primeros días de enero, asumió el cargo el hermano Gonzalo Collipal, bachiller en Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Licenciado en Teología Bíblica de la Pontificia Universidad Santo Tomás “ Angelicum” de Roma y académico de la Facultad de Teología de la PUCV en la cátedra de hebreo, a partir del primer semestre de 2019.

El legado de Gabriela

Cada año, los hermanos franciscanos, viajan hasta la localidad de Montegrande, en la Región de Coquimbo, para ver en carne propia la realidad de los niños del lugar. En dichas visitas, comparten con las comunidades de los colegios de la zona y levantan sus necesidades, para luego ir en ayuda de ellos y hacer patente el legado de Gabriela.

En tanto, el Museo de Arte Colonial San Francisco, mantiene desde 1983, una sala de arte dedicada a la poetisa, en la que se exhiben numerosos objetos personales como sus diplomas, condecoraciones de universidades chilenas y extranjeras, cartas y escritos de puño y letra, además de su biblia, crucifijo y rosario. La réplica del diploma y medalla de Oro del Premio Nobel de Literatura que recibió en 1945, también se encuentra custodiada en dicho lugar.

Asimismo, el Fondo de la poetisa, en conjunto con el Museo Colonial, llevan adelanta las llamadas “Lecturas Mistralianas”, instancias de reflexión en la que una vez por mes, diversos poetas se reúnen con integrantes de la comunidad, estudiantes y académicos, para dar vida a los escritos de Mistral, a través de su lectura, pensamiento y sensación en torno a su obra.

Noticias Relacionadas

Fondo Franciscano Gabriela Mistral renueva su página web

En el natalicio de la poeta, la entidad encargada de administrar los recursos entregados por concepto de derecho de autor […]

Leer más

La hora del Museo: Programa radial por motivo del natalicio de Gabriela Mistral

¿Sabían que en nuestro Museo de Arte Colonial de San Francisco hay un círculo literario mistraliano y que una de nuestras salas […]

Leer más